Ajedrez

Es curioso ver cómo un juego tan antiguo como el ajedrez todavía atrae a los jóvenes de hoy. El ajedrez es un juego racional, en el que dos jugadores se enfrentan con sus mentes y nada más (aparte del tablero y las piezas, claro), sin que el azar intervenga en ningún momento como sucede en muchos otros juegos. Dominarlo no es fácil, y por eso se considera uno de los deportes mentales por excelencia.

Como las reglas del ajedrez son precisas y racionales, es posible hacerse muchas preguntas relacionadas con el juego que tienen cierto aroma lógico-matemático. Aquí os presento algunas:

  • Tenemos nuestro rey en un ángulo del tablero de ajedrez; en el ángulo diagonalmente opuesto, nuestro adversario tiene un caballo. No hay ninguna otra pieza en el tablero. El caballo es el primero en jugar. ¿Durante cuántas jugadas podrá el rey ir eludiendo el jaque?
  • De un tablero de ajedrez que, como sabemos, tiene 64 casillas cuadradas, suprimimos las dos que ocupan los extremos de una diagonal. Tomemos ahora 31 fichas de dominó, cada una de tamaño igual a dos casillas del tablero. ¿Es posible colocarlas de forma que cubran las 62 casillas que quedan sobre el tablero?
  • ¿Es posible que la torre recorra todo el tablero de ajedrez pasando sólo una vez por cada casilla partiendo de A8 y terminando en H1? ¿Y si parte de C5 y termina en H1?
  • En este tablero de ajedrez hemos colocado 12 alfiles, de manera que ninguno de ellos ataca a ningún otro. ¿Puedes hacer lo mismo con 14 alfiles?
          Al   Al
   .   Al   Al   Al
     .    .      
Al            Al  
               
               
          Al   Al
      Al   Al   Al
  • ¿Cuál es el mayor número de damas que puedes colocar sobre un tablero de ajedrez de modo que ninguna de ellas pueda moverse directamente a la casilla ocupada por otra reina?

(Estas cuestiones y otras más las puedes encontrar aquí)